LA MONTAÑA COMO PASIÓN, COMO ESCENARIO INFINITO SOBRE EL QUE DISFRUTAR INTENSAMENTE DE LA VIDA,
DONDE ESCALAR, ESQUIAR, PEDALEAR, CORRER, CAMINAR...
DONDE LOS AMIGOS, EL ESTILO Y LAS FORMAS CUENTAN, Y MUCHO

domingo, 1 de febrero de 2015

El camín encantáu

1 Enero 2015
Llanes, Ardisana, “El camín encantáu”

Atrás quedaron los años en los que el día 1 de enero significaba levantarse tarde, resacoso, estragado, y hacer poca cosa. Ahora el despertador natural suena más o menos a la misma hora que el resto del año, y no da opción. El mío, el despertador digo, suele tener forma de niña rubia, rizosa, guapísima.



Dado que nos habíamos retirado prudencialmente pronto, la cosa no fue tan dura, y como el día estaba azul, aprovechamos para ir de excursión con los enanos y nuestros amigos Aurora y Rafa. Después del maratón gastronómico navideño, viene bien un paseo y comer un bocata por el campo.
Las rutas marcadas no son lo que más me gusta, pero yendo con niños son una buena alternativa; no tanto porque estén marcadas, como porque encuentras referencias y consejos en internet. Cuando vas con un niño de cinco años y una niña de dos, no conviene arriesgar.
La ruta elegida, llamada “el camín encantáu”, consiste en un pequeño recorrido circular de unos nueve o diez kilómetros, parte de los cuales son por carretera. Nosotros aprovechamos esto para llevar la silla de la pequeña. Con sus trece kilos largos, empieza a ser demasiado para la mochila…



Es una excursión montada claramente con fines turísticos, pero esto no quita para que sea muy guapa: toca varios pueblos pequeños localizados en un valle interior de Llanes, paralelo a la costa, a los pies del Benzúa y tiene buenas vistas a los Picos en algún punto.
En el recorrido te encuentras con carteles explicativos sobre los usos y costumbres de las gentes de la zona, las tradiciones y demás. También hay figuras de madera de personajes de la mitología asturiana: trasgos, diaños, el nuberu, el cuélebre, etcétera.
Sin prisas llegamos al punto de comienzo, La Venta, hacia las doce. Una vez preparados y orientados, después de ver la primera figura de la ruta, la reunión de trasgos, empezamos a caminar. Salimos del pueblo por entre prados llanos, para en seguida comenzar una subida hacia el pueblo de Maletería por una pista. La pista gana perspectiva sobre el tranquilo valle.




Alcanzado este pueblo, los niños se entretienen con un rebaño de ovejas, nosotros observando la arquitectura del lugar. Los perfiles del Picu, de Cabrones y Cerredo recortan el cielo. A continuación salimos por una estrecha carretera dirección norte y en un rellano soleado paramos a comer el bocadillo.


Desde aquí cogemos nuevos caminos que, tras cruzar unos prados blancos donde la helada no ha levantado en todo el día, continúan después entrando en el bosque que faldea la ladera de la colina hasta el pueblo de Villanueva.



En el bosque nos recreamos con la plasticidad visual y el sonido de las hojas removidas con los pies. Como tantas veces, confirmamos que hay muchas cosas bonitas que son gratis, que solo hay que salir a buscarlas, con los ojos abiertos y dispuesto a apreciarlas.

video

Saludamos al Pataricu, al Diañu Burlón y al Nuberu, cada uno con su historia.
Salimos del bosque ya entre las casas de Villanueva, y de allí al pueblo de Palaciu. En ambos apreciamos la estética de muchas de sus casas, así como algún gato holgazaneando. El sol va muy bajo y la temperatura no levanta, así que aprovechamos para tomar un café en un chigre.




De Palaciu a Ardisana apenas unos cientos de metros.
Desde aquí emprendemos el regreso ya por la carretera (estamos recortando un tramo) a lo largo del valle. Saludamos a algunos caballos, a las ovejas, y terminamos bailando junto al coche.


Una gran manera de empezar el año.

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu blog.
    Me gusta mucho esta entrada ya que toda excursión, por fácil que sea, puede tener su encanto.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos. Claro que sí, fue en excursiones sencillas como esta en las que nació mi afición a la montaña, y con los niños cualquier cosa se convierte en una aventura.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Un bonito descubrimiento encontrar tu blog!Enhorabuena!
    Tenemos en mente hacer el camín encantau, se hace muy complicado el llevar la silla?, tengo un peque de 3 años, será para que la use en algún que otro tramo.
    un saludo y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu opinión. Nosotros llevamos la silla y no hay problema. Puedes empujarla casi todo el recorrido, y si no, tirar de ella como me ves a mí en una foto. La excursión es bonita, aunque quizá tenga más asfalto de la cuenta para mi gusto. Disfrutarda!
      Un saludo

      Eliminar